La fiscal Julia Rivoira explicó que “es un conflicto que ocurrió en el barrio San Agustín, donde el día 6 de octubre, una vecina – mamá de un menor de edad – hizo una denuncia en sede policial”.

En declaraciones radiales, la funcionaria judicial detalló que “la denuncia ingresó el 7 de octubre en fiscalía y se tomaron inmediatamente las medidas del caso”.

“El denunciado es otro menor que no estaba identificado, por lo que había que ubicarlo y había que determinar correctamente la edad”, informó.

Citación

Rivoira puntualizó que la mamá “se le explicó que había que esperar porque el chiquito iba a ser citado a Cámara Gesell”. Subrayando que “a la noche, los vecinos concurrieron a la vivienda de este menor y aparentemente habrían provocado daños”.

“La madre del niño, presunta víctima, estuvo en la fiscalía y manifestó que no era su intención ir al domicilio a hacer el reclamo pero que se vio obligada por el resto de los vecinos”, comentó la fiscal.

Por último, señaló que “la mamá entendió que la causa estaba en trámite y en eso estamos trabajando”. Subrayando que “la dueña de la casa dañada, también va a radicar denuncia”.